¿Cómo realizar una Estrategia de Negocio Digital?

En tu cabeza asalta la pregunta ¿Cómo iniciar mi propio negocio? ¿cómo comienzo mi estrategia de negocio digital?.

Si eres un principiante en esto de los negocios digitales y quieres lanzarte a el mundo del emprendimiento, quizás no deberías buscar la estrategia perfecta y si centrarte en cómo aprender y sobre todo intentar cometer los mínimos errores posibles.

Piensa que, aunque vamos a intentarlo con todas las fuerzas, es muy probable que el fracaso aparezca. En tal caso, lo que hay que hacer es asimilar el aprendizaje y acumular experiencia para que el siguiente intento sea todavía mejor.

Una vez puestas las pegas por delante, vamos a olvidarnos de ellas y ver que pasos creo que son buenos para llevar a cabo nuevos negocios digitales.

En este post vamos a ver aquellas cosas que necesitamos justo antes de comenzar de la estrategia de negocio digital. Algunas recomendaciones serán técnicas, otras motivacionales y otras que apelan al sentido común.

Vamos allá.

 

1. No le des muchas vueltas. Empieza de una vez. Descubre tu negocio digital

Nunca vas a tener ni el modelo de negocio perfecto, ni el producto perfecto. En cuanto salgas a la calle a buscar clientes, partners, inversores, te encontraras con un montón de opiniones. Si eres capaz de seleccionarlas y aplicarlas de la manera más conveniente, tu negocio digital mejorará más rápido que si te has quedado oculto a la espera de que sea perfecto.

Es un enorme error ocultar aquellos negocios on line que por miedo a ser copiados nunca cuentan lo que están haciendo. Así, lo que hacen es no comunicar y por tanto, será muy difícil conseguir los acompañantes de viaje necesarios.

 

2. No le demuestres a tu cliente lo que sabes (no seas repelente) demuéstrale que le solucionas un problema

Un error de los proyectos tecnológicos o de las nuevas ideas de negocio es que los fundadores tienden a querer demostrar lo buenos que son, utilizando un lenguaje excesivamente técnico y habitualmente ininteligible para sus potenciales clientes.

El cliente no quiere que le den lecciones magistrales, lo que busca es que le den una solución a su necesidad y que con tu contratación su negocio mejore.

 

3. Vital para tu estrategia de negocio digital: ser más ágil y rápido que las compañías grandes

No pretendas pelear con las compañías grandes con mejores productos, mejores garantías,….y un montón de servicios para los que se necesita mucho equipo y mucho presupuesto.

Normalmente los clientes que opten por recibir un servicio o producto de una compañía pequeña frente a una grande es por la rapidez en el servicio, en la toma de decisiones, la agilidad para adaptarse a las necesidades que se van planteando durante el camino.

Recuerda que eres un negocio digital y por tanto, se espera de ti algo rápido. Ya no estamos acostumbrados a esperar. Queremos soluciones rápidas.

 

4. Crea una web y empieza a comunicar

Eres digital, por tanto tienes que tener presencia online. La web es vuestra foto, vuestro escaparate. Después, dependiendo del modelo de negocio digital y sobre todo de la estrategia de negocio digital, decidiremos si es necesario crear una APP, tener un e-commerce, qué plataforma de pago y qué redes sociales se trabajarán.

Así que, hazte con un dominio, una plantilla de wordpress y crea tu web. No te compliques mucho de inicio, habrá tiempo.

Es importante que muestres lo que haces, lo que vendes de una manera clara. No intentes demostrar todo lo que eres capaz de hacer. En este proceso es fundamental pensar en el cliente. El objetivo es que ya que hemos conseguido que dedique algo de tiempo a visitar nuestra web, devolvámosle el favor haciendo que de una manera fácil, pueda comprender lo que hacemos.

 

5. Estudia la competencia y trata de mejorar el producto o el modelo de negocio o las dos cosas

Muchas veces confundimos el emprendimiento digital con la innovación. Si somos capaces de encontrar un modelo-idea-producto que sea disruptivo, innovador, escalable, viral y rentable sería grandioso, pero si lo que vamos a hacer es mejorar algo que ya existe, es un plan estupendo, no lo menospreciemos.

Estudia la competencia del negocio digital

Llegados a esta situación, merece la pena dedicar algo de tiempo a estudiar la competencia y analizar que es lo que hacen bien y lo que hacen mal. Deberemos “copiar” lo bueno y tratar de mejorar las cosas que consideramos susceptibles de hacer mejor y por tanto conseguir una ventaja competitiva frente a ellos.

 

6. Define tu modelo de negocio y empieza el ciclo de hipótesis-validaciones-pivotar

No vamos a escribir aquí mucho sobre el canvas. En cualquier tutorial puedes encontrar información sobre el “business model canvas” de manera extensa y clara.

Aquí encontraras información estupenda.

Si hablas inglés, Strategyzer son una referencia en estos temas y si lo prefieres en español, me decanto por Javier Megias

Partamos del hecho de que el Canvas no es la piedra filosofal del emprendimiento. Tan sólo es una matriz que nos ayuda a reflexionar sobre el modelo de negocio que estamos presentando. Hagamos el esfuerzo de plantear las hipótesis en las que creemos para después tratar de validarlas (pero de verdad) y empezar a pivotar el modelo.

Recordad que el modelo de negocio digital es algo vivo, debe estar en continuo movimiento.

 

7. Antes de hacer un business plan de un negocio digital, empieza por otra cosa

Enlazamos con el punto anterior. No me gustan los programas, incubadoras, aceleradoras de emprendimiento donde se obsesionan con que se realice un plan de negocio. Me parece una pérdida de tiempo tremenda que en una fase tan importante, nos dediquemos a generar un documento extenso y que requiere mucho trabajo si queremos hacerlo bien.

Desde mi punto de vista. Una vez trabajado el canvas, lo que debemos hacer (que en cierto modo ya está en el canvas) son dos cosas, una es ser capaces de cuantificar la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto y la otra,  intentar fijar un precio de venta del producto o servicio, para ver si soy capaz de conseguir un margen interesante cuando empiecen las ventas.

Qué ocurre cuando no hacemos estas dos cosas:

  • Sobre la inversión.- Hay muchos proyectos que requieren una inversión tan grande que o bien está fuera de nuestro alcance o bien va a requerir mucho esfuerzo en búsqueda de financiación. Si somos capaces de ver esta cuestión al principio, nos ahorrará mucho tiempo y por tanto dinero, porque estaremos a tiempo de parar el proyecto o enfocarlo de otro modo.
  • Sobre el precio de producto.- He visto infinidad de veces situaciones donde los emprendedores para ser capaces de vender con margen, necesitan llegar a PVP altísimos. Precios que el mercado sabemos con certeza no va a asimilar y por tanto no conseguiremos ventas. Esto permitirá enfocar esfuerzos en la reducción de costes, mejorar de la eficiencia,…..que permita reducir el coste y por tanto salir a precios competitivos.

 

8. Busca un equipo que enriquezca el proyecto.

 

Una gran cantidad de emprendedores se lanzan a este mundo con la idea de ser sus propios jefes, o bien hacer las cosas como a ellos les da la gana, o por ego. Son situaciones muy frecuentes y vienen marcadas por la personalidad del emprendedor y lamentablemente en los peores casos por su egoísmo y su afán de “postureo”.

Cuáles son los problemas de estas situaciones:

  • El proyecto irá mas lento. No es comparable el esfuerzo de una persona con el esfuerzo de 3-4 personas. Es obvio que un equipo empujará más y por tanto se podrán simultanear más tareas.
  • Visión. La visión de una sola persona está siempre condicionada por las vivencias de esta persona, no hay nada que cuestionar. Yo pienso así y así se hace. Esto impide ver otros puntos de vista. Normalmente, cuando hay un equipo de 3-4 personas se cuestionan más cosas y las posibilidades de mejora aumentan.
  • Equipos heterogéneos. Complicado hacer un proyecto redondo si todo el equipo tiene el mismo perfil, intereses, inquietudes,…La riqueza de mezclar 3-4 formaciones, experiencias y personalidades proveerá el proyecto de diferentes prismas que hará que el avance sea significativo.

 

9. Cuida tus métricas, te servirán para gestionar y para buscar inversores.

Normalmente muchas negocios se inician por intuición, desde mi punto de vista no es malo. Muchas veces hay que lanzarse, pero una vez que estamos en faena y hemos lanzado nuestro negocio digital, hay que medir. Afortunadamente, en el mundo digital, todo es medible. Mediremos visitas, como se mueven por la web, el embudo, las conversiones los CPC,…..y un sin fin de indicadores, KPI´s y métricas que nos permitirán ver el avance del proyecto y sobre todo ser capaz de mostrarlo.

Si tienes dudas sobre las métricas, no dudes en formarte en Google Analytics, hoy en día es básico para desarrolla una estrategia de negocio digital.

 

¿Qué es Google Analytics y por qué deberías formarte en ello?

 

Así que, la mejor estrategia cuando vas a empezar tu primer negocio digital es lanzarse a por ello, pero no olvides, que si lo preparas, eres rápido y constante, las posibilidades de éxito aumentan.

Nos vemos en próximos posts.

Leave a Comment